Cómo mejorar la visibilidad al conducir

En la actualidad, la mayoría de los accidentes vehiculares se deben a problemas de visibilidad. Teniendo en cuenta que el 90% de la información que se recibe al conducir nos llega a través de la vista, es fundamental tener una buena percepción de lo que nos rodea para poder anticiparnos a posibles riesgos. A continuación, junto a Comparaencasa presentamos algunos consejos con los que podrás saber más sobre este tema:

Realizar barridos visuales

Un problema recurrente en los conductores es que sólo se enfocan en mirar a lo lejos. Haciendo esto es casi imposible obtener información de lo que pasa a la izquierda y la derecha del vehículo, motivo por el cual resulta esencial realizar barridos de mirada transversales, es decir, de lado a lado y longitudinales, de cerca a lejos.

Dirigirse a donde se mira

Lo primero que se debe aprender como conductor es el fenómeno de la fijación del objetivo. En momentos de tensión se tiende instintivamente a dirigir el vehículo al lugar al que se apunta la vista. Conocer de qué trata este fenómeno puede ser fundamental para poder evitar el peligro en una situación de riesgo.

Tener en cuenta los ángulos muertos

El denominado ángulo muerto, es la zona en la que no se alcanza a ver a través de los retrovisores por culpa del propio diseño del auto. Cualquier situación u objeto que se quiera ver en este  punto se escapará de la visión del conductor, lo que puede resultar realmente peligroso. Para evitar esto es fundamental estar atento a lo que nos rodea en todo momento.

Emplear la vista periférica

La visión periférica es la habilidad de captar y reconocer la información que se desarrolla alrededor del objeto o punto concreto sobre el que se ha fijado la mirada. Desarrollar esto es una de las mejores maneras de mejorar la visibilidad al conducir. Normalmente, nuestro campo de visión es de unos 120°, pero haciendo uso de la vista periférica logramos tener un campo de hasta 180°.

Evitar los deslumbramientos

Uno de los principales inconvenientes al conducir se deben a este problema. Ya sea a causa del sol, por las luces largas o mal orientadas de otro vehículo, un deslumbramiento puede cegarnos momentáneamente y ser realmente peligroso. La mejor manera de evitarlo es llevar gafas de sol y que el parabrisas esté en perfecto estado; esto significa que debe estar limpio y no tener rayones ni quebraduras.

Ver los ojos de los demás

Buscar el contacto visual mirando a través de los espejos retrovisores es una buena manera de asegurarnos que nos han percibido. Esto puede resultar esencial en aquellas situaciones en las que se desconoce si el otro conductor nos ha visto; este rápido cruce de miradas confirmará que nos ha divisado y él también será consciente.

 

 

0 Comments

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register